Enfermedad celíaca

Concepto y prevalencia

La celiaquía es una situación de daño que padece la parte superior de la mucosa del intestino delgado (cercana al estómago), depende de un proceso inmunológico (reacción que produce el organismo ante un agente extraño) provocado por el gluten del trigo y las prolaminas de otros cereales (como el centeno y la cebada). Hacen que tengan una inadecuada digestión y absorción de los nutrientes.

Se trata de una enfermedad de por vida, ya que la intolerancia al gluten es permanente. Puede haber pacientes asintomáticos y que los síntomas aparezcan en la edad adulta. Por eso, la prevalencia de la enfermedad es mayor en personas mayores que en niños.

Factores

Los más importantes son los factores ambientales, los inmunológicos y los genéticos.

El factor patogénico ambiental (que induce a la enfermedad) es el gluten.

¿Qué es el gluten? Se trata de una proteína compleja presente en el trigo. Por acción del etanol es fraccionada en gliadina (una prolamina soluble en etanol) y glutenina (fracción insoluble en etanol). La celiaquía también reconocen como tóxicas prolaminas de otros cereales, como la hordeína de la cebada y la secalina del centeno (estos nombres pueden parecer un poco complejos, pero solo se tratan de fracciones de la cebada y el centeno). Aunque la glutanina no se trate de una prolamina también puede producir daños en la mucosa intestinal.

El factor genético determina la susceptibilidad de la enfermedad. Se conoce que el 8-15 % de los parientes más cercanos pueden padecer de igual forma la enfermedad.

El factor inmunológico se basa en una anormal reacción del sistema inmunitario provocada por la gliadina y mediada por los linfocitos T específicos para la gliadina que se encuentran localizados en la mucosa intestinal.

¿Cómo actúa la gliadina? La gliadina (prolamina del trigo) se presenta a los linfocitos T de la mucosa, estimulan la formación de unas proteínas llamadas citokinas que son las que producen el daño y además inducen a la formación de anticuerpos, haciendo que se produzca una reacción inflamatoria.

En resumen y teniendo en cuenta todos los factores anteriormente explicados, la enfermedad celíaca se desarrolla en individuos genéticamente susceptibles cuando ingieren cereales que contiene gluten, proteína que causa una respuesta inmune anormal mediada por linfocitos T y una lesión inflamatoria de la mucosa del intestino delgado que da lugar a malabsoción de nutrientes.

Presentación de la enfermedad

Forma clásica

Es una enteropatía (enfermedad del intestino) grave inducida por el gluten, acompañada de síntomas de malabsorción. Es más frecuente en la infancia. Se presenta en niños entre 1 y 5 años en forma de diarrea malabsortiva, vómitos, alteraciones psíquicas (los niños celíacos suelen ser irritables, caprichosos, huraños, tristes e indiferentes), anorexia (no se trata del transtorno alimentario que es la anorexia, se trata de un síntoma que se entiende por la pérdida de peso), vientre abultado, diversos signos de malnutrición y retraso en el crecimiento.

Formas atípicas y oligosintomáticas

En este caso el cuadro clínico es poco llamativo y las manifestaciones digestivas están ausentes o son mínimas. Es la más frecuente en el adulto celíaco. Las manifestaciones son muy diversas pero destaca el retraso en el crecimiento, alteraciones de  pubertad, anemia por falta de hierro (que además no mejora con el tratamiento oral de hierro) y aparición de artritis.

Formas asintomáticas

En ésta se incluyen 3 tipos:

  • Enfermedad celíaca silente: Pacientes que presentan intolerancia al gluten demostrada por biopsia intestinal pero que no presenta síntomas clínicos.
  • Enfermedad celíaca latente: Individuos que aunque consumen gluten no presentan un cuadro clínico de celiaquía y que la biopsia intestinal da unos resultados normales, aunque la mucosa intestinal se encontró alterada en algún momento, y que podrían presentar de nuevo un atrofia en la pared intestinal.
  • Enfermedad celíaca potencial: Son aquellos individuos que genéticamente tienen predisposición a padecer la enfermedad celíaca pero que aún no han presentado ningún síntoma clínico.

Diagnóstico y tratamiento

El mejor diagnóstico ante una sospecha de celiaquía es el tratamiento, es decir, una dieta sin gluten. Como complementario al diagnóstico es la biopsia intestinal.

Tratamiento

Se basa en la exclusión de cualquier alimento o producto alimentario que contenga gluten en su composición. Esta dieta debe seguirse estrictamente durante toda la vida y en ella se debe excluir aquellos productos que contengan trigo, cebada, centeno o triticale (híbrido de trigo y centeno). Son además muchos los productos que utilizan la harina como espesante o emulsionante.

A continuación dejo una tabla con los alimentos que contienen gluten y los que no.

Hacer click para agrandar la imagen

En los alimentos de la tabla que pueden contener gluten es mejor escoger los que contengan la etiqueta “sin gluten” cuando vamos al supermercado a comprar.

Para cualquier duda o sugerencia pueden dejar un comentario.

Muchas gracias por su tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: