Diabetes desconocida

Cómo bien sabemos, la Diabetes está presente en nuestra sociedad, al fin y al cabo, seguramente más de uno conoce algún familiar o amigo que tenga esta enfermedad.

Pero hay que tener en cuenta que a día de hoy hay 2 tipo de Diabetes: la tipo 1 y la tipo 2.

La principal diferencia entre ambas, es que las personas con diabetes tipo 1  se les conocen también como insulinodependientes y aparece antes de los 25-30 años y la tipo 2 aparece pasados los 50 años de edad (la obesidad puede disminuir esta cifra) y no necesitan administracion de insulina. El problema, es que cada vez, gracias a los malos hábitos de nutrición, la diabetes tipo 2 aparece antes y la mayoría de la gente desconoce que la padece.

Pero vamos a ir por partes, lo primero es responder a la siguiente pregunta ¿qué es la diabetes? Es una enfermedad del metabolismo y sus manifestaciones son: conentraciones altas de glucosa (podemos llamarlo comúnmente azúcar, aunque esta descripción sería errónea) tanto en sangre como en orina. La degradación de proteínas, degradación de ácidos grasos a cuerpos cetónicos, y acidosis en sangre (disminuye el pH).

¿Qué papel tiene la insulina en todo esto? La insulina es una hormona secretada por el páncreas y es necesaria para que la célula pueda captar glucosa. Para explicarlo de manera sencilla, sería algo parecido  a que en la célula hay una puerta que sólo permite el paso a glucosa, la puerta sería los receptores de insulina y la insulina, la llave. Por tanto, cuando la insulina se une a sus receptores, la glucosa puede entrar en la célula.

En la diabetes tipo 1 no hay secreción de insulina y ésta debe ser administrada por que es necesaria para que la glucosa sea captada por las células de los tejidos. Hay que tener en cuenta que tanto el sistema nervioso como los glóbulos rojos sólo se alimentan de glucosa. Si no hay insulina, no son capaces de captar la glucosa en sangre, por mucho que nosotros la ingeramos. En vista de esto, el sistema nervioso está obligado a utilizar otra sustancia como fuente de energía, se servirá entonces de cuerpos cetónicos (antes hemos hablado que provenían de la degradación de acidos grasos). Pero ésto no tiene nada de positivo, no es estable y provocaríamos una acidosis en el sistema nervioso.

En el caso del paciente con diabetes tipo 2 , los niveles de insulina en sangre son normales o están por encima de lo normal, pero los de glucosa, cómo hemos dicho, son elevados. Esto se debe principalmente a que los receptores de insulina de las células no funcionan bien, o que no hay suficientes y la célula también es incapaz de producir más. Por tanto, la administración de insulina en estos pacientes no favorecería la entrada de glucosa a la célula.

Complicaciones asociadas a la diabetes:

  1. Cetoacidosis diabética: Es la acumulación de acidos orgánicos, elevación de la cetona en el suero y un aumento de los índices de glucosa en sangre. Esto nos conlleva a la acidosis metabólica (debida a la acumulación de cetona), hiperosmoralidad, quiere decir que la sangre se vuelve más concentrada en sales (debida a altas concentraciones de glucosa y pérdida de agua) y también puede llevar a una deshidratación (provocada por las pérdidas de agua en orina y vómitos, éstos últimos son sólo observables en la acidosis metabólica severa).
  2. Microangiopatía diabética: Afecta a los capilares y arteriolas de todo el organismo, dónde mayormente se ve afectado es en el riñón (deterioro de la función renal) y la retina (reducción de la visión).
  3. Disfunción neurológica: pérdida sensorial de las extremidades inferiores principalmente, pérdida de la sudoración, diarrea…

¿Cómo podemos retrasar la aparición de la diabetes tipo 2?

La respuesta es clara, cómo siempre manteniendo una dieta sana y baja en azúcares de rápida absorción que elevan los niveles de glucosa en sangre rápidamente. Es sabido que para que los hidratos de carbono pasen más lentamente al organismo es bueno consumirlos junto con alimentos ricos en fibra, pero es importante no dejar de consumir alimentos con glucosa, como las frutas (hemos dicho que la glucosa es la fuente de energía principal de los tejidos y exclusivo del sistema nervioso y glóbulos rojos).

Además la obesidad está estrechamente relacionado con este tipo de diabetes y es necesario evitarla, ya que la obesidad por sí misma ya es causante de otras enfermedades cardiovasculares, por tanto, también hay que reducir la ingesta de grasas saturadas.

El deporte también es una herramienta eficaz, el músculo también se alimenta de cuerpos cetónicos (productos de la degradación de ácidos grasos).

Para cualquier duda relacionada con esta entrada o cualquier otra podéis dejar un comentario.

Muchas gracias por su tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: